Imagen de perfil

Boecillo

1 de 5
1 valoración
  • Boecillo
  • 0

    Publicar

  • 0

    Comentarios

  • 172

    Visitas

  • Boecillo

    hace 1 mes
    ¿Por qué hay que abonar?
    Todos hemos visto las siglas NPK (correspondientes al Nitrógeno, Fósforo y Potasio).

    Pero, ¿qué significan los números que les suceden, como 5-3-2?

    Esos números son la proporción disponible de cada uno de los macronutrientes principales que contienen, que junto con el carbono, el hidrógeno, el oxígeno y algún elemento más, constituyen el alimento principal de una planta, aunque no el único.

    Estos hay que controlarlos bien y hay que saber cuando y en qué cantidad son necesarios.
    Dependiendo de la época del año y del estado o etapa del árbol deberemos garantizar un aporte determinado de estos elementos.

    abono para tu bonsái

    Hidrógeno, carbono y oxígeno se encuentran en el aire o en el agua y no necesitamos añadirlos, pero sí tenerlos en cuenta y más tarde veremos cómo.

    El N, P y K, los debemos añadir nosotros, sobre todo si estamos utilizando sustratos para bonsái tan inertes como la akadama, el kiryuzuna, el pómice, la arena de río o similares.
    ¿Y por qué no utilizamos sustratos que ya contengan estos elementos? Porque no podríamos controlarlos. No sabríamos cuanto hay de cada uno o hasta cuando nuestro sustrato sigue teniendo un contenido adecuado de ellos.

    No podríamos ajustar esos nutrientes según las necesidades y no resolveríamos fácilmente carencias o excesos de alguno de ellos cuando se presentaran.

    Aspectos básicos del abonado del bonsái
    Resumiéndolo mucho, el nitrógeno (N) forma parte de las proteínas, las fito-hormonas, la clorofila… está en todas partes y permite el crecimiento de la planta proporcionándole lo necesario para crear nuevas estructuras y crecer con fuerza.

    CULTIVERS
    CULTIVERS
    Precio: EUR 22,60 Comprar en Amazon
    El fósforo (P) es igualmente imprescindible e igualmente omnipresente en las reacciones químicas que se realizan en la planta. Es componente de los cromosomas y del ADN de los vegetales, luego es importante para el equilibrio del crecimiento ya que en la generación de nuevas células la planta lo necesita. Sin este elemento la planta no crecería de manera equilibrada y podría producir pocas y pequeñas hojas así como un enraizamiento pobre. Afecta en mayor medida a la parte aérea de la planta pero las raíces también se verían afectadas en caso de carencia.

    Al igual que los dos anteriores, el potasio (K) es esencial en el desarrollo de una planta y, entre otras cosas, regula la apertura y cierre de los estomas de las hojas (orificios por donde se produce el intercambio de gases de la planta), permitiendo la absorción de CO2 para la fotosíntesis. También se encarga de equilibrar el agua contenida en la planta (osmo-regulación) y aumenta la resistencia frente al estrés hídrico y térmico.

Media

Fotos
Videos
Audios
Archivos

Amigos

Imagen de perfil
administrador
@administrador
Imagen de perfil
Eltejar
@eltejar